Inicio General Un parque temático japonés permitirá dormir en esferas flotantes

Un parque temático japonés permitirá dormir en esferas flotantes

0
Compartir

Quienes se acerquen al Huis Ten Bosch, un parque temático japonés cercano a Nagasaki, tendrán la oportunidad de probar sus innovadoras cápsulas flotantes, en las que será posible que hasta cuatro personas se alojen y disfruten de una noche diferente, navegando entre islas y canales.

Una experiencia diferente

Las capsulas se están convirtiendo en la nueva fórmula económica para crear habitaciones, que ofrecen una cómoda cama, su propia toma de corriente, caja de seguridad, luz para lectura y hasta wifi. Ya pueden encontrarse en diversos aeropuertos y hoteles de todo el mundo.

Pero el célebre parque temático japonés Huis Ten Bosch, que se encuentra en la localidad de Sasebo, ha llevado esta idea un paso más allá, puesto que además de ser más grandes y cómodas, flotarán. Según los operadores del parque esta experiencia recién podrá disfrutarse a finales de este año y el costo será de 300 euros por cápsula.

Cada esfera tendrá dos pisos, con espacio suficiente como para albergar cómodamente hasta a cuatro personas, en un habitáculo de aproximadamente 38 metros2 provisto de cuarto de baño, camas y techo transparente, que les permitirá a sus usuarios pernoctar bajo el cielo estrellado, mientras navegan lentamente.

Huis Ten Bosch y Ámsterdam

Huis Ten Bosch está construido en una isla (de 39.000 m2) situada en la prefectura de Nagasaki. La temática del parque es la recreación de una ciudad medieval holandesa y con el permiso de la familia real de los Países Bajos, se ha construido una réplica de su palacio en la Haya, llamado Palacio Huis Ten Bosch.

El recinto abrió sus puertas en marzo de 1992 y desde entonces el público puede disfrutar de este parque, considerado como un símbolo de la estrecha relación existente entre ambos países, que se remonta a 1609, cuando en Hirado (una localidad cercana a Sasebo) los holandeses abrieron su primer puesto de comercio en las tierras niponas.

Todo el parque está construido en estilo holandés, lo que es fácil de comprobar en sus villas, teatros, hoteles, museos, restaurantes y tiendas, que se pueden visitar recorriendo innumerables canales, admirando sus molinos de viento y su parque de las flores, poblado de tulipanes.

El hotel de los robots

En 2015 los mismos gestores del parque inauguraron el primer hotel robotizado del mundo, el Henn na, donde los recepcionistas son una robot que habla japonés y un dinosaurio que atiende en inglés y todo el edificio está gestionado por simpáticos y serviciales robots.

Compartir

Dejar una respuesta